Cómo evitar enfermedades usando aire acondicionado

Filtración del aire.

El aire detenido y amortiguado en lugares cerrados, especialmente cuando hay mucha humedad, facilita el contagio de enfermedades, virus, bacterias y hongos entre las personas.

Cuidado con la humedad.

En ambientes muy húmedos, los acondicionadores de aire ayudan a reducir la humedad relativa, que debería ser de alrededor del 35%.

La limpieza es importante.

En cualquier caso, el aire acondicionado debe ser revisado y limpiado regularmente.

Los filtros de aire acondicionado pueden acumular mucha suciedad, bacterias y hongos y propagarlos por el aire. Por lo tanto, se recomienda que el mantenimiento se realice cada dos meses en invierno y mensualmente en verano.

Mantener una temperatura agradable.

No es necesario operar el aire acondicionado en el modo más caliente o más frío. En verano se recomienda que la temperatura oscile entre 23ºC y 26ºC, y en invierno entre 20ºC y 22ºC. Incluso para no gastar demasiada energía.

Abrir chat